Una de las mejores experiencias de mi vida.

comprar trufas alucinogenas

Me llamo Enchu!
Esta semana pasada os compré 10 g de Salvia Divinorum y 15 de Trufas Magicas, del tipo “psilocybe hollandia magic truffles”, las comimos directamente masticándolas un rato y tragándolas.
Había probado anteriormente las setas (no las vuestras, las que había probado son más fácil de conseguir en mi pueblo), así que como quería compartir el viaje con un amigo, me comí un poco más de la mitad de las trufas, y mi amigo se comió el resto.

Comprar Hollandia Trufas

Decir que mi amigo no tiene experiencia en estas cosas, pero aunque le di todos los consejos habidos y por haber, lo malgastó, al poco tiempo empezó a comer comida, que anularon las trufas que el se comió. Actualmente estoy en una isla en Dinamarca, donde todo es muy rústico, y el pueblo donde estoy es de 200 habitantes, un sitio muy agradable, tranquilo y verde, mi casa está prácticamente rodeada por bosques.
Al terminar de currar, cene algo y nos reunimos en la cocina, hicimos la partición de las trufas, y un pitillo de hierba, me eché un bacardi, y empezamos la degustación de trufas. Tomo su tiempo en hacer efecto, pero cuando las trufas dijeron “ya estamos aquí”. Empezó una de las mejores experiencias de mi vida, que gustosamente recomiendo a cualquier persona, al menos una vez en su vida.
Nos fuimos a dar un par de paseos por las calles del pueblo, y cuando me vine a dar cuenta, parecía que estaba viendo una película, cuando me empecé a dar cuenta que algo estaba haciendo efecto, fue que empecé a sentir como si mi cerebro estuviera tirando de si mismo por dentro.

La mejor parte vino irónicamente cuando mi amigo se cansó y se acostó con el ordenador en la cama. Yo seguía con mi película, y me fui a dar una vuelta por los alrededores de la casa.
Ahí empezó realmente todo, todo tenia forma, todo tenia vida, los colores, y sensaciones se fusionaban todos en un gran vorágine de sentimientos.
Andando encontré un arbusto, al que terminé llamando “Juani”, parecía que fuera una persona, al darme la vuelta para volver a casa, la calle por la que había venido, era un precioso cuadro al oleo en movimiento, que entre las sombras, el viento meciendo los arboles, y las luces, era un auténtico gusto para la vista.

Seguí adentrándome en el viaje, y encontré otro sitio maravilloso, donde encontré a Juan y a Sonic (Juan era un árbol enorme, Sonic un erizo que andaba por allí). Y estuve allí no se cuanto tiempo, pero me pasó lo mismo que antes, estaba metido dentro de un cuadro. Al estar solo, supongo que por efecto de las señoras trufas, realmente necesitaba estar con alguien, así que simplemente me senté un poco con Sonic a hablar con él, mientras intentaba acariciarlo, que no se dejó acariciar mucho, y de repente volví a meterme en una película, o como un juego de primera persona.
Me senté a los pies de Juan, admirando el cuadro en el que estaba “prácticamente metido” formado por las luces y sombras entre los arboles y el césped
Había momentos en los que tenia un poco de miedo, cuando me adentraba en sitios muy oscuros, en los que ya directamente parecía que estaba en medio de un claro en un bosque del sahara. Gracias a dios me hice con el laser de un amigo para poder ver por el camino.

Cada vez que volvía a la casa a recargar, era lo que yo llamaba los momentos de “vuelta a la realidad”. Una de las veces, entré en mi cuarto y me hice una paja, la mejor paja de mi vida. Cerraba los ojos, y con cada movimiento de mano, veía cosas, es como si mi interior estuviera cobrando vida propia y estuviera fluyendo a través de la paja.
Para después mirarme al espejo y ver que mis pupilas eran como el Iris de enormes, es cuando entonces me di cuenta de lo puestísimo que estaba, y de que tenia que seguir con mi viaje, así que me volví a vestir, y me fui de nuevo a la aventura.
Comprar kits de setas XL
Esta vez decidí ir en otra dirección y adentrarme en las calles del pueblo, de repente parecía que estuviera en una película de cualquier pueblo del año 1800/1850, solo faltaba un coche de caballos.
Me podía pasar X admirando aquellos cuadros que mencioné antes, pasé por allí infinidad de veces, y no podía parar de admirar una cosa tan bella que nunca había visto antes.
Y entonces llegué a un momento de claridad, en el que me di cuenta de algo que nunca había pensado antes, o si lo había pensado, pero es algo que olvidamos por toda la mierda y toda la información que nos meten en la cabeza. Estamos aquí en la tierra, en nuestra vida, 4 dias, puedes tener una vida mas o menos importante, ser mas o menos recordado, pero lo que realmente importa, lo que realmente te vas a llevar, es lo que sientas, veas, oigas, huelas y saborees.

Y si, la gente puede recordarte mas o menos, pero eso es lo importante, lo que disfrutes tu vida, porque es lo único que realmente te vas a llevar. Es por eso que esta experiencia prácticamente “extracorporal”, en la que todos los sentidos se fusionan en uno, y puedes llegar a ver cosas tan maravillosas, se la recomiendo a cualquier persona que quiera realmente “Sentir” lo que es estar vivo.
Yo ahora pienso que no sabes lo que es el estar vivo hasta que no has probado esto.
Y como digo, hubiera preferido tomarlas acompañado, pero igualmente fue un viaje precioso e inolvidable al interior de mi mente, ahora parece distante, pero las cosas que he visto y sentido, no tiene palabras para poder explicar muchas de ellas.

Altamente recomendable, volveré a comprar alguna vez, tampoco es plan de abusar, un viaje de estos es demasiado para hacerlo a menudo, pero vamos, inolvidable
Pd: Se que puede parecer una locura de historia, pero es la maldita mejor historia que he vivido y experimentado en mi vida, así que no me arrepiento de haberla hecho.
Sin mas que añadir, un alegre comprador de Avalon Magic Plants
Enchu

Avalon Forum